Como fotógrafo social creo en construir relaciones de por vida con mis clientes. Intento en cada sesión desafiar la perspectiva creativa para sorprender a mis clientes y entiendo que cada sesión fotográfica es única y diferente, tal y como lo son las personas y parejas de novios que me contratan.
Los mejores fotógrafos entienden que ya no se trata de hacer aquellas fotografías de familia o pareja que puedes encontrar en el álbum de tus padres o abuelos. Las fotografías pueden ser divertidas e imaginativas, intensamente apasionadas o sexys, sentimentales o románticas. Le dedico un tiempo que para mi es especial a cada reportaje de boda, tanto en conocer a las parejas personalmente, como el día de la boda sacando el máximo partido a cada uno de los disparos de mis cámaras, como en la edición posterior.
Como fotógrafo social experimentado, me enfoco en los detalles y ofrezco una amplia variedad de opciones creativas tanto en blanco y negro como en color. Tanto si te gustan las fotos tradicionales como más actuales puedo satisfacer tus necesidades.
Las fotos de tu boda son solo la primera parada de muchas a lo largo de tu vida. Podrás confiar en mi para muchos otros momentos, desde una sesión pre-boda, sesiones post-boda, el nacimiento de tus hijos o cualquier otro evento que suceda en tu vida. Ese es mi trabajo, construir una relación con nuestros clientes basada en la calidad del servicio y la integridad.
Quizá sois una pareja divertida, siempre felices y riendo. Puedo fotografiar esas cualidades de vuestra relación. Tener experiencia aporta ese punto de creatividad al momento del reportaje. O tal vez sois más serios e intensamente enamorados. Podemos capturar esas cualidades también a través de retratos en blanco y negro que resaltan la fuerza de la realidad.
La relación con mis clientes es una parte muy importante de mi trabajo y aporta un valor añadido a los reportajes fotográficos que realizo. Descubrirás que hago más que simples fotografías, mejorando y preservando tus recuerdos, por eso me tomo mi trabajo muy en  serio.
Permíteme ser parte de tus recuerdos. Creer en mi trabajo es invertir en experiencia y calidad. Se lo que se espera de mi trabajo y el compromiso que mis clientes esperan de mi.